viernes, 18 de enero de 2013

ULTRALIGHT CARPING I: FUNDAMENTOS



Nuestra disciplina se caracteriza precisamente por la gran cantidad de material que se utiliza, nuestras sesiones son las más largas, utilizamos varias cañas a la vez, un equipo de acampada "pesado" que tiene que ofrecer resistencia ante cualquier inclemencia y además bastantes “trastos” específicos (alarmas, trípode, cuidado del pez, etc.) que son lo que hace bastante “espectacular” encontrarse con alguien que practica el carpfishing en cualquier orilla...


Entonces ¿Porqué quiero pescar más ligero? ¿Porqué os lo propongo?




En mi caso, llegó un momento en que salir de pesca era un engorro de tanto que había que subir y bajar por las escaleras hasta el coche, más de uno sabrá de qué hablo... Pero yo diría que lo esencial es que nos divertiremos más... Nos sentiremos más libres, más cerca de la naturaleza y contaremos con innumerables ventajas en cuanto a movilidad y espacio... Podremos llegar más lejos en aquella senda estrecha para colocar nuestro puesto, podremos sentirnos más fuertes y descansados al final de cada día por haber acarreado menos cosas, tardaremos menos en empezar a pescar o en la tortura de recoger, tendremos más espacio en el bivvy porque habrá menos material que acomodar... o podremos llevar un oval más pequeño que cabrá entre aquellos dos árboles que están justo en medio del puesto que hemos cebado. Pensad simplemente en el menor espacio que vuestro equipo va a ocupar en casa, aliviando no pocos enfados familiares. En algunos casos, además, es el mero hecho de ahorrar espacio y peso lo que nos va a posibilitar ir de pesca (pensad en alguien cuyo coche no es muy grande, o que tiene una lesión de espalda...) y hacerlo en más ocasiones o por más tiempo.

Lo mejor de todo es que, en muchos casos, también vamos a ahorrar dinero; lo que, tal y como está el patio, es muy de agradecer... Y no me refiero sólo a que menos kilos consumen menos litros de combustible desde casa hasta la orilla, que también... es que la mayoría de piezas de un equipo de pesca tienen mayor ligereza en los modelos más básicos y baratos, e incluso en muchas ocasiones veremos que lo que tenemos/queremos es carísimo, pero lo que necesitamos verdaderamente, no lo es y pesa u ocupa menos... Pero, advertido queda, no todo es Jauja: Habrá algunas cosas, pocas, que sean algo más caras que lo que hemos usado hasta ahora habitualmente, y entonces tendremos que plantearnos si merecerá la pena. La respuesta suele ser afirmativa una vez te metes en esto.

Además, también hemos de plantear cada sesión individualmente, planeando no sólo la táctica necesaria sino el equipo concreto que hará falta para el tiempo que vamos a estar ¿Cuántos llevamos en la bolsa trípode y picas a la vez aunque sabemos dónde vamos a pescar y con qué? ¿cuantas veces hemos ido de pesca con 10 kilos de cebos y hemos regresado a casa con 9? ¿porque llevar 7 botes de pop-ups si vamos a pescar con fondantes principalmente? Es más ¿en cuantas sesiones en vuestra vida carpera habéis usado más de 8 o 10 boilies flotantes distintos?

Por lo tanto, aunque se trata evidentemente de sentido común, es también una decisión muy personal de cada uno: Cada cual tiene que hacerse su “sistema”, su “equipo perfecto”, sin renunciar a ninguna comodidad o posibilidad de pesca; que funcione bien y tenga sentido junto, como equipo, replanteándose una y otra vez de manera auto-crítica todas y cada una de las piezas del equipo, para tender a reducir la cantidad de volumen y peso que llevamos.

Aquí es donde empieza lo complicado: No es nada fácil esta auto-crítica y cada cual tendrá su propio proceso y límites a la hora de definir si verdaderamente necesitamos ésa magnifica pieza de nuestro equipo que tanto nos costó encontrar y para la que tanto tiempo ahorramos; es duro reconocer compras impulsivas y mal pensadas, por lo que este camino que os propongo no será fácil, aunque aprenderemos muchísimo incluso de nosotros mismos...

Y además hay que hacerlo “metódicamente”, quiero decir con un método: No sólo replantearse cada pieza del equipo, sino hacerlo confrontando una serie de conceptos a elegir (peso, volumen, utilidad, necesidad, precio...) y dando una valoración propia a cada uno de estos conceptos. Suena complicado, pero en muchos casos yo me lo planteo como un simple “reto”: El desafío será afrontar la sesión de este fin de semana con uno solo de mis bolsos habituales, o tratar de bajar de X kilos...


El mejor ejemplo, quizás por el que empecé con todo este rollo, es el de mi navaja multiusos... Obviamente mi magnífica navaja (ver foto) no me iba a romper la espalda por cargarla, son montones de años con ella y la adoro... Juntos hemos reparado averías, cortado ramas, cocinado delicias (¡soy un romántico!)... Pero pensadlo un poco: pesa casi 350 gramos y el uso primario que le doy cuando pesco es el de la tijera y, en contadas ocasiones, cuchilla... Resulta que la misma marca ofrece un modelo “micro” que tiene como herramienta primaria una excelente tijera, cuenta con 8 herramientas esenciales (destornilladores, cuchillas, etc.), pesa 40 gramos, cuesta un tercio y ocupa una quinta parte de volumen. Con un pequeño cambio, he ganado en confort, peso, dinero e incluso he mejorado mi modo de pescar, porque ahora llevo una mejor tijera que antes a la hora de hacer montajes en la orilla. De esto es de lo que se trata, éste es el planteamiento que habrá que hacer con cada cosa que entre en el coche en vuestra próxima sesión.

En conclusión, si os interesa esto del ultralight carping, empezad a pensar en hacer listas ¿cómo lo lleváis con el Excel? y buscad una balanza de precisión (que os dé los gramos), en la cocina seguro que hay una... Allá vamos, y os garantizo que el que va, no vuelve... algo tendrá que merezca la pena.

Si nos vemos en la orilla, no dejéis de saludar, mi bivvy está abierto para todos.

Un abrazo.

A.

2 comentarios:

TEAM MARCHENA dijo...

Intentare de planificar mi equipo ligero...haber como me sale

Andrés Moreno dijo...

Saldrás tú ganando... ya lo verás...

Un abrazo y gracias por comentar.

A.

Publicar un comentario