sábado, 11 de enero de 2014

THE BIG PICTURE

¿Os acordáis de la entrada sobre predación y protección que hice el pasado verano? Algunos  compañeros que respeto muchísimo la tildaron de exagerada, sin embargo he estado leyendo el extenso y completísimo nuevo informe que ha presentado el Predation Action Group (PAG) en su web y cada vez lo veo más claro...


El informe, de 166 páginas, ha sido pergeñado por Tim Pasley, y en él el PAG defiende básicamente lo siguiente:

"El resultado de la creciente predación del cormorán en aguas interiores es básicamente una reducción crónica de las poblaciones de peces de río de determinado tamaño y de biomasa en general, la cual ha sido históricamente la presa natural de las nutrias.  Esto ha forzado a estas últimas, de manera cada vez más clara, a buscar sus presas en lugares que no son sus territorios de caza normales: aguas estancadas, lagos de carpfishing, piscifactorías e incluso albercas de jardín llenas de carísimas carpas koi y otros peces ornamentales. Pero lo que está resultando cada vez más evidente es que lo que se encuentra en riesgo de predación por nutrias no son sólo poblaciones de peces "con dueño". Toda la documentación almacenada sobre biodiversidad y los informes de campo elaborados indican que las nutrias están predando también de manera mucho más habitual que en el pasado sobre pájaros y otras formas de vida salvaje"


Se insiste de este modo en las pérdidas que este tipo de protección está produciendo al menos en el Reino Unido, valoradas según las últimas cuentas del informe en 541 millones de Libras, por no hablar de cierres de sectores enteros de esta industria con las consiguientes pérdidas de puestos de trabajo, etc.

No se trataría sólo de carpas y peces objeto de pesca: El impacto se está observando igualmente en especies de lo más variado, como salmones de granja, etc. 

Conclusión el informe indica: "El principal motivo de este estudio es poner énfasis en que el impacto no se observa sólo en peces objeto de pesca deportiva, sino que está erosionando toda la estructura medioambiental, su ecología y biodiversidad... en la que aves y mamíferos protegidos sufren cada vez una predación más intensa y menos ocasional"

En mi anterior entrada se me decía que esta es una problemática, si es que es tal, muy concreta y aislada del Reino Unido. Y ahora pregunto yo: ¿No es cada vez más evidente la presencia de cangrejo, cormorán y nutria (¡hace poco vi un cagadero de nutria en un jardín de Málaga!) también en nuestros grandes embalses y aguas interiores? ¿Deberíamos preocuparnos?

A.

2 comentarios:

Alejandro Nuño dijo...

Muy buena entrada, y muy buena información. Sigue así me encanta tu blog

Andrés Moreno dijo...

Gracias Alejandro... Comentalo por ahi que cuantos mas seamos mejor... Un abrazo.
A.

Publicar un comentario