viernes, 2 de mayo de 2014

MEDICINA CARPOSA

Una de las cuestiones que más me preocupan últimamente cuando intento mejorar mi técnica de carpfishing, investigar y leer cosas, no se refiere tanto a la técnica de pesca (de captura) como a la "técnica de suelta". Aunque están ambas muy relacionadas como veremos.


Vamos con ello...



Creo que es un tema que descuidamos muchos el modo en que curamos las heridas o posibles problemas que pueda presentarnos el pez capturado para su inmediata suelta en el agua. Por eso este artículo trata de describir lo que he encontrado por ahí, curioseando... Espero que a algunos les ayude, creo sinceramente que es esencial.

Todos tenemos más o menos clara la técnica básica porque la hemos visto en documentales, tutoriales y artículos varios... Cuando se saca una carpa del agua se ha de utilizar una sacadera grande y una moqueta de recepción para evitarle cualquier daño al pez. La carpa es un pez delicado: Sabemos que cualquier coletazo o el mismo peso del animal fuera del agua puede dañarla si se roza con una superficie dura o cae al suelo. No voy a insistir más en ello, todos los carposos debemos tenerlo más o menos claro y si no, mirad este otro vídeo que publiqué hace un tiempo, y que es de lo mejor que he encontrado al respecto...


En éste artículo, sin ser un veterinario ni nada por el estilo, me quiero centrar en las técnicas y productos que empleamos para realizar curas al pez una vez en nuestra moqueta; quiero contaros cosas que he descubierto y que pueden resultar interesantes y curiosas. Creo que somos muchos los que devolvemos el pez al agua sin ni tan si quiera poner un poco de antiséptico en el "piercing" del anzuelo en la boca del pez... y eso está mal, simplemente no es ético: Normalmente no pasa nada, pero le podemos evitar una infección y una muerte horrible al pez con simplemente tener cuatro detalles con él... Es una cuestión de ética carposa.

Para este estudio me he basado en todo tipo de datos de otros autores, vídeos, etc. Pero en especial para todo lo relativo a cuidados veterinarios he bebido en la fuente más fácilmente disponible que creo que más se acerca a los cuidados que son necesarios para nuestras carpas: he consultado sobre todo a expertos y artículos sobre el cuidado de carpas koi de estanques y jardines, sobre lo cual tenemos montones de información, tiendas y productos a mano que nos pueden ser de gran ayuda y siempre serán directamente aplicables a las carpas salvajes objeto de nuestra pesca. 



Antes de nada quiero puntualizar que al pez se le empieza a cuidar durante su captura: no es una tontería ampliar en lo posible los grosores y la calidad de nuestra línea y utilizar materiales de contrastada eficacia, porque esto nos permite forzar al pez y tenerlo cuanto antes en la sacadera, más fresco y menos estresado. Cuanto menos dure la lucha y menos cansado esté el pez que vuelve al agua más posibilidades le daremos de recuperarse completamente.

Bueno, ya tenemos la captura. Lo primero que hacemos cuando tenemos la carpa en la sacadera siempre es asomarnos a la bolsa de la red y mirarla con curiosidad. Obviamente nos centramos en el tamaño del pez, pero os invito también a hacer una observación más general de su estado... Incluso a dejarlo en la sacadera dentro del agua un rato y relajarnos, prepararlo todo como recomienda Jerry Hammond en el vídeo de antes. Muchos de los errores que cometemos siempre en el manejo del pez son fruto del nerviosismo propio de haber realizado una gran captura tras horas o días de espera.

Las primeras precauciones tendremos que ponerlas en la red misma... Muchos de los daños que se le hacen a las carpas suceden con la malla de nuestra sacadera, independientemente de lo fina que sea su trama o la calidad que tenga... Tenemos que poner mucho cuidado al sacar al pez de la red misma para ponerlo en la moqueta, tratando de minimizar el roce con el cuerpo del pez a lo indispensable, y nunca a contra escama (la red sale de debajo del pez de la cabeza a la cola...). Las aletas siempre deben estar pegadas al cuerpo y bien recogidas antes de suspender al pez dentro de la red ¿lo verificamos siempre? ¿seguro?. Serán habituales los enganchones de las aletas, especialmente el "espolón" de la dorsal, con la trama de la red... En caso de lío, tijeras y se corta la red, siempre tratando de minimizar el daño a las aletas. Un gran ejemplar reproductor de carpa no tiene precio y una red nueva de la mejor de las calidades para nuestra sacadera no llega a 10 euros. ¿Tienes las manos más o menos limpias? ¿Te has quitado el reloj y ésa esclava hortera de "eslabones pa los barcos" con la medalla de Camarón y la de nuestra señora del abrigo de pana? Pues deberías saber que es lo primero...

La carpa se va a mover: nosotros no tenemos la posibilidad de sedar al animal como sí pueden hacer los cuidadores de ejemplares de Koi de jardín... Ya sabemos todos (foto de antes) lo de taparle con un trapo húmedo los ojos al pez una vez en la moqueta para evitar que se sacuda en lo posible, pero vayamos un poco más allá: Parece una tontería pero una carpa en una moqueta no debe ser nunca perdida de la vista. A ser posible siempre alguien debe quedar cerca para sujetarla si decide dar un coletazo y moverse, siempre... ¿Verdad que alguna vez hemos ido a buscar la cámara al fondo de la tienda y hemos encontrado a la vuelta la carpa fuera de la moqueta dando coletazos en el suelo? Si no evitamos esto, ¿para qué car**o sirven todos los demás cuidados?

Otro tema que no podemos olvidar es echar continuamente agua al pez, al menos hasta el momento de la cura... No sólo quedará mucho mejor y brillará más en la foto, sino que así aseguramos que esté fresca, limpia de barro o arena, y especialmente que no se le dañe la capa mucosa, reduciendo en lo posible el estrés del animal. En este sentido conviene recordar que el agua con la que mojemos al pez no puede ser de una botella que esté caliente tras horas al sol de agosto... No queremos cocer carpa para la cena. Lo mejor es utilizar un cubo no muy grande con agua recién sacada del pantano y lo más libre de barro y otros objetos extraños que se pueda.

Ya tenemos al pez relajado, seguro y en la moqueta, ahora vamos con los cuidados veterinarios en sí: Lo primero será hacer una observación general y cuidadosa del pez. Buscaremos escaras, daños en las escamas, cicatrices, etc. Pero también es importante revisar la integridad de toda la mucosa que lo recubre y buscar cualquier tipo de hongos, parásitos o daños. Cualquier zona donde la capa de mucosa no muestre buena integridad es signo inequívoco de problemas... y habrá que tratarla. Por su puesto, por pequeña que sea la herida causada por el anzuelo, hay que tratarla también... siempre, con cada uno de los peces que saquemos del agua aunque sea una carpa de medio kilo... lo que decía de la ética: Pensad que en caso contrario devolvemos a un pez con una herida sin desinfectantes a unas aguas repletas de bacterias de todos los colores... a unas aguas que nosotros no nos beberíamos para ahorrarnos una "cagalera garantizada", causada por los mismos "bichitos".


Un pez visiblemente enfermo debe ser bien evaluado antes de devolverlo al agua. Entramos en una cuestión peliaguda... Si estamos en un lago privado, de los de pago, y capturamos una carpa visiblemente enferma a buen seguro que los gestores del mismo nos estarán muy agradecidos de que le notifiquemos nuestra preocupación y que el pez pueda ser tratado o evaluado antes de devolverlo al agua... En los mejores sitios he visto que hasta tienen "estanques de cuarentena" para ello. Pero especialmente en aguas abiertas y públicas uno no sabe que pensar: retornar un pez enfermo puede crear un grave problema. Debemos tener siempre a mano los teléfonos de la guardería, el Seprona o cualquier organización ecologista de la zona para notificarles la incidencia con un pez que hemos capturado. En la mayoría de los casos no van a hacer nada, les va a importar un pimiento un barbo o una carpa, ya que no es una rapaz o un lince en extinción, ya lo sabemos; pero no está de más mantenerlo en un saco de retención de calidad para expresarles nuestra preocupación y procurar que, si fuese posible, un veterinario lo evaluase antes de devolverlo al agua en malas condiciones. 

Y aquí tenemos un punto de debate: Hay quien dirá que mejor dejar al pez en el agua cuanto antes y que la naturaleza siga su curso... Pero igualmente se puede pensar que es preferible sacrificar una carpa con una viremia grave que encontrarnos a cientos de ellas flotando panza arriba tras infectarse de un ejemplar que hemos soltado y ha empeorado. La decision se debe tomar solo en casos claros y evaluados por un veterinario, nosotros no lo somos. Las opiniones son bienvenidas en los comentarios de debajo.

Lo importante es que creo que no podemos permitirnos olvidar que el estrés al que sometemos al pez, por la captura y por el mismo hecho de sacarla del agua, no va a hacer sino empeorar su estado en cualquier caso, más aún si se trata de un ejemplar enfermo. Por cierto que una vez hecho esto, ése saco de retención donde tuvimos a un pez "sospechoso" ha de lavarse y desinfectarse bien, aunque parezca una tontería...


Y ahora vamos con la cura de las heridas... Obviamente todos debemos tener un equipo básico preparado junto a la moqueta antes de poner a una carpa en ella. Lo principal y que no todo el mundo tiene ni prepara a tiempo son unos buenos forceps, es esencial poder sujetar el anzuelo antes de sacarlo con un mínimo de confianza y no hay nada como la herramienta quirúrgica que se inventó para esto mismo. Meter los dedos dentro de la boca del pez para quitar un anzuelo profundo no puede sino hacer daño al animal, animal... 


Los podemos encontrar baratos en cualquier farmacia y mi propuesta es tener una pareja de ellos en la bolsa de curas junto a la moqueta, uno pequeño y otro largo y más grande. Van a ser de una ayuda esencial a la hora de retirar el anzuelo, pero también por ejemplo para extraer una escama dañada con cuidado de no dañar su “cápsula” o “pedúnculo”, de donde normalmente suele salir una nueva escama si ejecutamos correctamente la operación... ¿No lo sabíais? Sí, hay que hacerlo... dejar una escama desprendida colgando sólo puede dar lugar a nuevos roces y enganchones una vez devuelta la carpa al agua y sin posibilidad de ser curada...

Por otro lado, lo que sí solemos tener la mayoría de nosotros es algún tipo de desinfectante, preferiblemente de base alcohólica y buena densidad (pegajosos), ya que los de base acuosa van inevitablemente a disolverse en el agua. 




Sobre el tema de los desinfectantes que hay en el mercado me detendré para comentar varias cosas, pero ahora quiero centrarme en la aplicación del producto, cualquiera que sea: Una cosa que olvidamos frecuentemente es que la herida, sea en el cuerpo o en la boca, va a estar siempre húmeda. Es indispensable secar la zona afectada lo mejor posible para que el producto entre en contacto con la herida o la rozadura que sea. También es indispensable mantener al pez durante un tiempo en contacto con el producto sin volver a mojarlo... si aplicamos desinfectante y en 5 segundos tenemos a la carpa en el agua, obviamente no va a hacer mucho efecto. Parece una tontería pero muchos de los pescadores más profesionales cometen este tipo de errores en sus vídeos... En este sentido, las moquetas de recepción tipo “cuna” que mantienen la carpa semi-sumergida, siendo muy buenas para proteger al pez cuando se sacude o para las fotos, no deben ser usadas a la hora de las curas. Para curar necesitamos una moqueta plana que evacue en lo posible el agua y que nos permita, manteniendo al pez húmedo, secar la zona afectada  para aplicar los desinfectantes.

Como digo, el medicamento que apliquemos ha de ser de base alcohólica para que “penetre” las primeras capas de la piel del animal y se quede ahí el mayor tiempo posible. Debemos tenerlo muy presente al elegir el tipo de producto a utilizar...

Y vamos ahora con esta “selección” de productos... en base a mi experiencia y la de pescadores que merecen todo mi reconocimiento y confianza. Comenzaremos por comentar los productos que las marcas de carpfishing distribuyen a través de tiendas de pesca... y luego os haré una propuesta alternativa que creo que es la más interesante y la de mayor garantía...


Para empezar, debemos descartar los productos pensados para heridas “humanas” tipo povidona yodada (Betadine) o yodo (Mercromina). No es que no curen y desinfecten, que sí... pero el tema es que en su mayoría son de base acuosa aunque tengan una proporción de alcohol más o menos grande... le va a durar al pez en contacto con la herida "cero coma y pico suspiros"... algo hará pero poco... no es lo suyo.

He de decir que uno de los problemas con los que me encuentro al analizar este tipo de productos es que absolutamente ninguno nos indica qué demonios tiene en su composición y qué principio farmacológico utiliza para curar... ni si quiera podemos saber con qué base se han formulado. De cualquier modo estamos hablando de fármacos creados específicamente para el carpfishing por marcas de prestigio, por lo que debemos ponerle un mínimo de confianza. Veamos algunos de ellos:


El “Klin-ik” de Kryston es el primer producto que he usado, desde siempre, en mis salidas de carpas. Allá por 2005, cuando empezaba a pescar y pensar en carpfishing, era básicamente lo único que había disponible. Creo que no es mal producto y han sido varios los botecitos que he gastado. Lo seguimos teniendo disponible en cualquier tienda que venda productos de carp y se presenta en botes pequeños con una pipeta dosificadora. Se usa indistintamente el mismo producto para el cuerpo y la boca de la carpa, lo cual veremos que no siempre es adecuado. 


De todos modos parece que a éste respecto la marca ha rectificado un poco... poniendo en el mercado un nuevo producto específico para proteger las heridas del cuerpo y que se llama "klin-ik shield" (escudo). Pero, como no lo he probado, me limito a decir que ahí está... Kryston es calidad casi siempre, estoy convencido de que son un excelente material.


Pasamos al “Carp care kit (Mouth and body)” de Korda. Los compré principalmente por la “pijada” de tenerlo todo guardado en el mismo paquetito, seguramente no soy el único, y es el sistema de curas que he utilizado hasta este año. Vienen dos botes (el de boca y el de cuerpo) presentados en una funda de tela impermeable con unos bastoncitos para su aplicación de los que sirven para limpiar los oídos. De nuevo ni idea de cuál sea la fórmula de cada cual... pero sólo el hecho de que distingan boca y cuerpo ya es un buen detalle. Llevo tiempo con ellos y ninguna carpa se me ha quejado, no al menos por escrito... claro que no es un indicador válido...



Comento ahora el “Medicarp” de Nash: He de confesar que no lo he usado ni sé qué lleva, pero según compañeros que admiro es lo mejor que hay en este momento y cura incluso heridas en la piel de pescadores humanos con bastante rapidez, de modo que muy recomendable. Su textura es más densa y pegajosa en su nueva fórmula, lo cual es un buen detalle... No lo es tanto que no distinga el cuidado de la boca y el del cuerpo del pez. También se comercializa un formato "kit" (porque los pescadores somos muy pijitos...) y han mejorado como decía la fórmula últimamente (el viejo "Medicarp" es ahora el "Medicarp Ultra"...) lo que habla bien del empeño que siempre pone Nash en innovar y mejorar... No se duermen y, en gran parte, por eso son de lo mejor que hay en el mercado.


Hay alguna cosa más, como por ejemplo el "Medic" de Gadner o el “Fish Aid” de Carp Zoom. Este lo tengo por haberlo ganado en un concurso y confieso que no lo he estrenado por lo poco que pesco en España (está en el equipo de Málaga) y principalmente por la de “bolos” que me como cuando lo hago... Viene presentado en spray, por lo que aparentemente es bastante líquido... pero tiene buena pinta... A ver si alguien me lleva pronto a pescar por allí y lo pruebo. 

Pero vuelvo a lo de antes de no conocer la formulación de ninguno de estos productos para haceros una propuesta creativa, no creo que innovadora porque confieso que la he “copiado” de grandes carposos británicos como el gran Jim Shelley: Según éste gurú comenta en su web y su facebook, los mejores productos para la cura de heridas en peces se llaman “Propolis” y “Kusuri” (no, no se me lengua la traba...). Pasen y vean:

Obviamente se trata de productos veterinarios pensados para carpas koi y otros peces ornamentales de jardín, lo que como escribía antes, es también la guía que estoy usando para hacer recomendaciones veterinarias sobre las técnicas de curas...


El primero de los productos "distintos" que quiero proponer en este artículo se llama "Propolis" y lo produce NT Labs. Se trata de un gel completamente natural, formulado a base de propóleos, que es un subproducto de la miel de abejas. Hablamos de un cicatrizante y desinfectante como digo completamente homeopático y por tanto sus efectos negativos son nulos. Es un "sellante": Basta aplicarlo de modo generoso sobre una herida lo más seca posible y meter al pez de nuevo en el agua con cuidado. Cuando el "Propolis" contacta con el agua crea una película parecida a la cera, lo que hace que la herida no sólo quede bien protegida del ataque de cualquier bacteria por la capa exterior (el "escudo") sino que acelerará su proceso de cicatrización dados los altos valores nutritivos y cicatrizantes de los propóleos. Está especialmente indicado para su uso en la boca del pez, por cuanto el "Propolis" se puede también utilizar como complemento del pienso en la dieta de las carpas, para mejorar su protección contra infecciones y fortalecer a los animales, de modo que no sólo curamos la herida del anzuelo, sino que para colmo alimentamos y fortalecemos a la carpa... Sólo hemos de tratar de evitar en lo posible los ojos y las agallas del pez... principalmente porque se quedarían "pegados" (es en serio)...

El segundo de los productos que propongo es el "Kusuri Anti-Bac"de Kusuri Products; éste tiene una formulación más farmacológica, destinada a evitar infecciones bacterianas especialmente en las mucosas y el cuerpo del pez. Se trata de un desinfectante veterinario con algunos componentes antibióticos, especialmente formulado para las escaras, roces y heridas que le hacemos a nuestros peces durante la pelea. Hablamos de un medicamento de uso tópico fabricado con tintura de yodo de la mejor calidad (principalmente, pero curiosamente aquí sí que os puedo facilitar la fórmula completa...). Es especialmente eficaz con las escamas "levantadas", lesiones por roce y úlceras. Las capas superficiales de la piel herida del pez lo absorben al tratarse de un medicamento con base alcohólica, matando cualquier bacteria patógena y acelerando el proceso de cicatrización. El Kusuri no se disuelve en el agua cuando se devuelve al pez. Tras unos días, la inflamación o la herida se tornará rosada, y luego saldrá una cobertura blanca mientras se forman nuevos tejidos, curando por completo y con rapidez los daños. La recomendación con las koi de estanque es aplicar de nuevo si la úlcera persiste en su color rojo después de cinco días... por tanto podemos también usarla con "viejas heridas" que encontremos en un pez pescado durante la freza, ataques de cormoranes, etc. Ojo al aplicar este producto porque puede ser irritante para los homo sapiens.

En cuanto a los precios y el modo de adquirir estos desinfectantes, primero decir que no son nada caros, desde luego no más que los desinfectantes que producen las marcas de carpfishing y de cuyo contenido y modo de actuación poco o nada sabemos. En cuanto al modo de compra... yo he tirado de Ebay (propolis) (kusuri) sin ningún problema, pero si no os inspira confianza la buena noticia es que cada vez hay más empresas dedicadas a la cría y venta de carpas ornamentales koi y productos para su cuidado que tendrán Propolis y/o Kusuri, o similares... 

Probad otras cosas y contadme qué os parece... Creo que merece la pena y debe haber miles de soluciones diferentes y mejores...

A.

4 comentarios:

RICHOVICH Ricardo dijo...

Andres como siempre es un verdadero placer poder leer tus articulos GRACIAS POR ESTE!!!

Andrés Moreno dijo...

Gracias a vosotros por echarle un rato Richo!!! Haced pruebas y contadme... igualmente las opiniones respecto a los puntos de debate se agradecen...

A.

MOSTACHON dijo...

Un articulo digno de ser publicado en una revista o difundido en un documental
FELICIDADES ANDRES

Andrés Moreno dijo...

Gracias maestrazo...

Publicar un comentario