miércoles, 30 de octubre de 2013

ULTRALIGHT DRINKING

Una nueva entrada de carposeo ultraligero, en este caso dedicada a los líquidos que llevamos a pescar... 


No, mostachones, me refiero a estos líquidos por ahora...


Cuando estamos pescando la hidratación es esencialísima... especialmente en situaciones de calor extremo, en ésos días que parece que falta el aire y te tienes que meter en el agua hasta el cuello y bajo un paraguas para no achicharrarte mientras llega la picada (no exagero...). Los que me leen desde el Sur bien saben lo que digo. 

La relativa (¡muy relativa!) inactividad que conlleva el "esperar" la picada, aunque siempre estemos haciendo algo o peor aún pensándolo, tiene el riesgo de que no notemos la deshidratación hasta que es demasiado tarde. Mucho ojo por tanto a ingerir una cierta cantidad de líquidos al día, para evitar males mayores.

Para hidratarnos, los que vamos "de pesca" y no "a pescar", o  mejor dicho los "pescadores sociales" no vamos a renunciar en la vida, ni de camino al cadalso, a una cervecita o similar: No hay nada comparable al placer del primer sorbo de cerveza helada en una tarde de calor sofocante cuando estás muerto de sed... Ni nada mejor que el compartir este placer con amigos. 


Siguiendo con los líquidos, otra de las cosas a las que no renuncio cuando voy de pesca es un poco de buen ron añejo o bourbon de calidad, de los que mi hermano Manolo me pregunta que "¿dónde te has dejado el monóculo?". Se trata de la reserva para la celebración tras liberar en el agua un buen ejemplar o una carpa dificil y buscada por mucho tiempo... "La petaquita de la victoria"...


Pero estamos en el ultralight y estamos en ir "a pescar", como dirían mis hermanos, en plan frikicarposo... Especialmente cuando una sesión es larga vamos a necesitar una buena cantidad, principalmente de agua, y otros liquidos que siempre son difíciles de almacenar, pesdados de mover... un rollo... No tiene sentido llevar cientos de euros en titanio y fibra de carbono para ahorrar unos gramos si luego hay que acarrear dos garrafas de 10 litros de agua, que no sólo pesan y ocupan muchísimo espacio, sino que además son generalmente de plástico PET, el cual produce basuras muy dificiles de biodegradar... Si optamos por este sistema, por tanto, siempre garrafas grandes y procurando buscar las más biodegradables. 


Pero lo cierto es que vamos a pescar, y suena a verdad de perogrullo, pero vamos a estar rodeados de gran cantidad de agua. El problemilla es que agua bebida directamente del embalse es en general un alto riesgo, cercano a la garantía 100%, de "cagalera tremenda", como mínimo, lo cual nos va a llevar a una mayor deshidratación... No es que me las quiera dar de Bear Grylls, pero nos podemos meter en un problema si en mitad de una sesión nos "vamos de vareta" y no tenemos una fuente de hidratación adecuada.


Obviamente, ya sabéis por dónde voy: Una de las mejores maneras de ahorrar peso es llevar sistemas de filtrado de agua, en lugar del agua, con nosotros... Pero hay muchos en el mercado, de distinto tipo y con distintas funciones... Algunos nada ultralight a pesar de que en determinados comercios de pesca "nos los coloquen" como lo mejor de lo mejor (por cierto, que suelen ser muy caros...). Otros tienen un mantenimiento engorroso y que abusa de productos químicos y pastillas cloradas para purificar... 



Mi propuesta por tanto busca un sistema sencillo, muy ligero, pequeño y que tenga un buen precio sin escatimar en capacidad de filtrado y calidad del agua que se obtiene... 


Hay otros parecidos, pero os comento el que yo uso: La marca americana Sawyer lleva años proporcionando sistemas de filtrado de calidad por todo el mundo a cazadores, camperos, carposos y "prepis" (que es como se llama a los que se obsesionan por prepararse para un terremoto, una glaciación o la tercera guerra mundial...), y tienen un producto ultraligero y con una capacidad de filtrado excelente, el "Sawyer Mini". Yo me he hecho con uno en cuanto he podido y, tras las primeras pruebas, estoy más que satisfecho. 


Hablamos de un sistema que, por 18 dólares y el porte (seguro que por menos de 20 euros se puede conseguir en tiendas especializadas en España), te ofrece una bolsa para líquidos plegable, el filtro, una jeringa de limpieza y un tubo, con el que se puede beber directamente de la fuente de agua como si fuese una pajita... 


Tiene capacidad para filtrar hasta más de 370000 litros (cien mil galones) de agua, sin que pierda capacidad de filtrado a nada que tengamos unos pocos cuidados de limpieza que os describo debajo. Además los mayores poros del filtro son de 0,1 micrón, lo que significa que elimina el 99,99999% de las bacterias e impurezas del agua, no deja sabor ni olores molestos y cumple con todas las normativas de filtrado... Pero mejor que nos lo explique esta chica tan maja del vídeo (en inglés...) 


Tiene sólo la pega de que no elimina (ningún filtro portatil lo logra) los virus... lo cual, ¡Oh campos de oledad mustios collados!, nos impide usarlo en aguas estancadas de zonas tropicales, junto a animales muertos, en los desagues de una central nuclear, el charco de la puerta de casa donde se orinó el perro, etc. Total, que es perfecto para el carpfishing a nada que le pongamos al asunto un poco de sentido común, el ménos común de los sentidos, dado que la calidad de las aguas que pescamos es por suerte cada vez mejor por los avanzados sistemas de depuración que se usan en casi todos los pueblos y ciudades.
Pero es que además existen varios excelentes trucos de mantenimiento, como los que nos explica Tinny, de Minibulldesign, en sus vídeos...
Además, como os decía en anteriores entradas... estos locos de las caminatas ultraligeras están siempre investigando e inventando cosas: Tinny ha inventado un sistema de almacenamiento y limpieza que describe en otros vídeos (bichead por su canal, que vale la pena...) y que vende en su tienda por menos de tres euros... 
Se trata de un adaptador que se instala para llenar la bolsa o una botella normal "de agua limpia" y guardarla si es necesario, lo que además facilita el limpiar el filtro haciendo fluir agua limpia en dirección contraria (marcha atrás) para eliminar parte de las impurezas que queden en el filtro y así conseguir que nos dure más. Vamos, que podemos poner una bolsa o botella a cada lado. Para no perder la utilidad del tubito para usar el filtro en "modo pajita" (si lo usamos para agua "sucia" luego sería estúpido ponerlo en el lado del "agual limpia"...) lo que Tinny propone es cortar una pequeña sección del mismo tubo que viene con el sistema para el lado sucio y dejar el resto para el lado limpio... Increiblemente ingenioso, sencillo, seguro y fiable.

Ya tenemos todos los litros de agua perfectamente limpia que nos apetezcan en acción de pesca. Ligerísimo, limpio, barato, duradero, perfecto... ¡A esto es a lo que me refería al hablar de ultralight carping!.
Cuando nos veamos en la orilla, la sopita y el café serán con agua filtrada... mejor imposible.
Un saludo a todos.

A.

3 comentarios:

Antonio Madrena dijo...

Muy bueno el cacharrito! :D
Aunque nosotros agua casi nunca llevamos... solo para el café y guisos ;)

Andrés Moreno dijo...

Ya, pero es que nosotros no vamos de ultralight; major dicho, en lo tocante al llantar y el beber, solemos ir de ultra heavy...

Pues mira, incluso si no lo necesitamos, para lo que ocupa esta cosita no esta de mas echarlo a la bolsa de pesca por si las moscas...

Antonio Madrena dijo...

Este aparatito es imprescindible... Si o si es un buen aporte para el ultralight :D

Publicar un comentario